Arquetipos de roleros

Ser director de juego es de las tareas más arduas en el mundo jugabilistico que jamás se hayan experimentado. No en balde, muchos son hospitalizados, otros encerrados en manicomios y cuenta la leyenda que otros pudieron sobrevivir a la catástrofe. Y seamos claro…no hay cursos, aprendizaje o experiencias suficientes para enfrentarse a este desafío.

El esfuerzo no va sólo aprenderse un libro de reglas (que también tiene lo suyo), va más allá…hablamos de echar cara y conocer a los jugadores que tiene que dirigir. A lo largo de los siglos, los directores de juego (también llamados Másters) han intentado recopilar unos cuantos de arquetipos de roleros. Este secreto ha sido pasado de generación en generación hasta mis manos. Así que sin más dilación, aquí os traigo los prototipos y arquetipos más famosos de los jugadores de rol.

 

El lanzador de dados

Son como cualquier Pidgey de las primeras ediciones de Pokémon, están en las primeras partidas porque suelen ser los novatos y es lo que tendrás hasta que subas nivel. Normalmente, en la fauna rolera, se sienta en una esquina de la mesa sin pestañear, hablar o si quiera apartar la mirada de un punto fijo de la nariz del máster. Por no hacer, no coge ni el lápiz para tomar apuntes. Las pocas veces que interactua es porque el máster pregunta “¿Vas a hacer algo?” y el pobre levanta la mano para hablar en off rol, dice su acción, lanza el dado y espera resultado.

 

El encasillado

Las creencias populares hablan de que se le da bien…y es mentira. No es que se le dé bien, es que no sabe hacer otra cosa. La complejidad de esta persona suene ser como los chupetes de los niños pequeños o los botitjos antiguos para el agua. Usando el mismo personaje, misma combinaciones de “sota, caballo y rey” pocas sorpresas pueden dar al máster y poca versatilidad ofrece. Controlable, aburrido pero nunca peligroso si lo sabes llevar.

– Leo, supongo que te harás otro guerrero.
+ Estaba pensando en un bardo.
– ¿De verdad?
+ ¿Que diferencia hay?
“The gamers 2”

El padawan

¿Por qué hago referencia a Star wars? Paciencia, joven. Este tipo de personas pueden darte bastantes sorpresas, buenas y malas. Suelen sentarse bastante cerca del máster (se sentarían en su silla si pudieran) y empiezan con algo un personaje sencillo. Tomará apuntes de todo, hasta de cuando pestañea el máster o de cuentos dientes tenía el trasgo al que acaba de decapitar con su espada bastarda. Tiene siempre intención de jugar lo máximo posible, intentará estorbar en la medida de nada (aunque preguntará siempre mucho al máster) y rara vez tomará una decisión del grupo…preferirá esperar al resto. En resumidas cuentas: es un noob con ganas de aprender, de jugar y de pasarlo bien.

 

El líder

Hay jugadores que se manejan demasiado bien partidas de rol que automáticamente se convierten en los líderes de todos los grupos. Su éxito se debe a su mucha experiencia en rol, conocimientos y aprendizaje rápido; añadiendo su saber de libros, series y películas devoradas. Este jugador suele acabar quemado de otros jugadores con los que comparte mesa. No existe ningún tipo de problema cuando el propósito de este jugador consiste en liderar al grupo… lo malo es cuando quiere dejar de lado el papel de líder para relajarse. PUES NO AMIGO, tendrá que seguir apechugando y seguir siendo el líder porque el resto de jugadores le siga viendo como tal o le imponga el “líder por mis santos c******”. Tampoco importa la clase o raza que se haga, será el líder. Puede hacerse un orco pícaro, un policía corrupto, un brujah majara, un francotirador tuerto o un payaso pirómano…la maldición del líder está presente.

 

El “flipao”

¿Ves ese chaval que no para quieto en cualquier sitio de la mesa, grita sus proezas ficticias en pc, alardea de cosas sin sentido y no se calla? Que suenen las campanas, que hay un “flipao” en tu mesa. Es un jugador que flipa con todo lo que le describes y con todo lo que le cuentas. Por consecuencia también se flipa un montón describiendo todo lo que hace (o intenta). Siempre será más listo que un veterano, se querrá hacer el mejor personaje, hará 100 movimientos en el turno y se encarará con el máster 24/7. Normalmente, el periodo de vida es de 30 minutos de juego.

 

 

El gamer

El enemigo número 1 de todos los masters. Buscado en 42 países del mundo por romper juegos y reírse por ello. El gamer es el arquetipo de jugador que, probablemente, se conozca el juego mejor que el máster que le dirige. Es MUY peligroso dejarle a su aire, porque se conoce todos los wombocombos, las lagunas del juego, sistema y hasta las páginas del manual. Este conocimiento prohibido lo hace un jugador de lo más catastrófico, porque suele saber la combinación para hacerse indestructible. Estos jugadores les gusta hacerse personajes denominado Tanque, Sajarraja, Pegapalos, MataMata, Terminators, Destroyer, 1vs1Bajotorre, Munchkin, etc. Si localizas en el grupo un o unos gamers jugando, usa la cabeza, no les des cuartel porque no dudaran en hacerte sudar. El tío Ben dijo “un gran poder conlleva una gran responsibilidad”, pero los gamers hacen caso omiso y las palabras quedan ensordecidas por los chorrocientos dados de daño que hacen de un sopapo.

 

El suertudo

Cuentan las antiguas leyendas, que cada 70 años, un niño nace siendo bendecido por la diosa fortuna. No tiene apariencia física puntual para identificarlo rápido, podría ser cualquiera. Posee una chorra tan INCOMENSURABLE que, aunque se meta en los fregados más grandes, nunca morirá o será el último en hacerlo. Cabe destacar que también esta preconcebido sus épicas tiradas, de sacar críticos como galletas María y lo único que podrás hacer es mirar atónito sus dados. A la hora de decidir la tirada definitiva, el suertudo tirará por tirar…y acertará esa tirada. Por física elemental Newtoniana, en una partida no puede coexistir dos suertudos, supondría la muerte/locura del máster.

Diosa fortuna. Enemiga de los másters

Probablemente me haya dejado algo en el tintero, pero no importa. Espero que te ayude esta breve guía para tratar a tus jugadores y saber a lo que te enfrentas en mesa. ¡Nos leemos!

Acerca de Crítico Goblin

Maestro rolero desde 1991. Jugador amateur de rugby, antiguo profesor de física. Fan de los números, estadística, rol, libros y como no...de un buen placaje a lo Blood Bowl.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *