KonoSuba! – Reducción de casi todo al absurdo

KonosubaAntes de si quiera saludar, me disculpo por haber tardado tanto por subir el siguiente artículo, pero estuve liado con los exámenes del curso y con algunos resfríos y una gastroentiritis que me han dejado algo fastidiado. Ahora que me encuentro mejor y que hace poco acabo la temporada de invierno 2017, hablaré de los animes que seguí esa temporada empezando por “KonoSuba!” que acabó su segunda temporada.
“KonoSuba!” o, dicho su real título (prepárense) “Kono Subarashii Sekai ni Shukufuku o!”, es una serie de novela ligera escrita por Natsume Akatsuki e ilustradas por Kurone Mishima. Lleva imprimiéndose desde 2013 y actualmente cuenta con 10 volúmenes, por la editorial Kadokawa Shōten en su sello editorial Kadokawa Sneaker Bunko para novelas ligeras, en la que por ejemplo se publicaba la destacada serie de Haruhi Suzumiya. La serie tiene 2 spin-offs, una adaptación al manga y una adaptación al anime, que es en lo que ahondaremos.


Dicha adaptación al anime fue producida por el Studio DEEN que algún trabajo más o menos destacable suyo podríamos decir Nurarihyon no Mago, cuyo manga es publicado en España y “Sakamoto desu ga?”. Realmente, en mi más sincera opinión, no se trata de un estudio destacable, y se nota muy bien en la calidad de animación de alguno de sus animes…

“KonoSuba!” recoge un estilo muy vívido, con una paleta de colores en su mayoria muy relucientes y brillantes, con un estilo de animación un tanto rápido y alocado y con una banda sonora y unos seiyuus que cambian constantemente de tono.

La serie trata de Kazuma, un nini encerrado en el cuarto de su casa, que decide un día salir de casa por el motivo de comprar algo de merchandising anime. Por el camino, decide salvar a una chica de ser atropellada, apartándola y siendo atropellado él. Entonces, conoce a Aqua, una diosa que se burla de él ya que, lo que le atropelló, era un tractor que iba absurdamente lento y que se murió del susto y no del golpe, y para colmo, se meó en sus pantalones. Aún así, Aqua le ofrece revivir en un mundo típico de fantasía medieval si quiere vivir otra vez. La cosa está en que este mundo está en teoría en la mierda y que si decide reencarnar ahí, puede llevarse lo que quiera con él a ese mundo, sin restricciones. Kazuma, ilusionado con la posibilidad de vivir como en uno de sus animes, decide reencarnarse ahí, y lo que se lleva, como venganza, es a Aqua, a la que acaba arrastrando y así aparecen en el mundo.

Tras las aventuras, conocerá a varios personajes más, Megumin, una niña de 14 años maga que está obsesionada con la magia explosiva, solo conoce un hechizo que es sumamente poderoso, pero la deja en el suelo después y solo puede usarlo 1 vez al día; y Darkness, una joven paladina que resulta ser una masoquista e intenta meterse en todas las misiones de monstruos más difíciles y le encanta ser ridiculizada.

La serie es bastante buena, porque como se ve en la sinopsis, ha reducido a algo tan serio como la muerte de alguien, que encima lo hacía para intentar proteger a alguien que ni si quiera conocía, en algo de risa, totalmente absurdo y ridículo. Y ahí se compone el fuerte de la serie. En dicho mundo, hay un Rey Demonio que se supone que está arrasando el mundo, pero el lugar donde esta Kazuma, es la ciudad de los newbies que está más alejada, y casi parece no pasar nada. A lo largo de la serie, aparecen algunos comandantes de este Rey Demonio, que resultan ser a veces casi más patéticos que los propios protagonistas, siendo uno de ellos un Dullahan que lanzaba su cabeza por el suelo para intentar verle las bragas a una compañera suya.

Las situaciones en las que se ven envueltos Kazuma y compañía en “KonoSuba!”, casi siempre tienen un problema o sale algo mal y muchas veces, el mismo problema es por culpa de ellos. No paran de meterse entre ellos los unos con los otros y todo lo que sucede, es ridículo. La persona que parecía más seria quizás, Aqua, resulta ser una cabeza hueca que no tiene ni idea de nada, muy bocazas pero que al final siempre le llora a Kazuma y que encima duerme abrazada a una botella de licor. Kazuma es el personaje que intenta llevar la voz de la razón en las situaciones que no paran de desencadenar sus compañeras, pero eso no le salva de pecado, pues su gracia está en las intervenciones que hace radicalmente y en cómo él también desencadena algunas situaciones.

Sus personajes están llenos de personalidad, aunque no una personalidad como podríamos ver en Berserk o en Steins;Gate. Se asemeja a un carisma que nace de la cercanía que intentan tener con el vidente, con sus comportamientos y sus reacciones.

Darkness es desternillante porque es una paladina, alguien que debería ser muy recto y fuerte; y resulta ser alguien que con la excusa de proteger a sus compañeros, se pone la primera para recibir golpes cuando en realidad lo que quiere es precisamente ser golpeada porque es masoquista y que encima es incapaz de dar un solo golpe incluso intentándolo seriamente.

Megumin es quien más se acerca a parte de Kazuma a la voz de la razón, pero es una niña de 14 años que se toma como una gran maga, y se niega a aprender otra magia que no sea la explosiva, gastando todos sus puntos de habilidad en mejorar el único hechizo que tiene y que luego la tienen que llevar a caballito cuando lo usa.

Y Aqua es una diosa que al principio estaba durmiendo en una cuadra junto a Kazuma porque no tenían otro sitio donde dormir, que le encanta beber hasta echar la papilla y se pone en las fiestas a hacer un hechizo por el que echa un chorrito de agua como si fuese una feriante. Es ésta la personalidad de la que hablo.

La animación de “KonoSuba!” como dije, al ser cosa de Studio DEEN, no es lo mejor del mundo, llega muy mediocre… Pero el anime tampoco necesita de una animación espectacularmente buena. Aunque es cierto que en algunas escenas, llegan a poner una animación de espanto, como las explosiones de Megumin. Pero cuando lo hacían, yo tenía la sensación de que todo el presupuesto del capítulo se lo han gastado ahí. Referente al dibujo, pues no está mal, está pasable… Referente al ámbito artístico, es bastante mediocre. Pero la mediocridad no es mala.

La música de “KonoSuba!” no destaca mucho, se queda igual más o menos como con la animación, un poquito más. Aunque son de destacar sus openings y sus endings que, si bien no son brutales, si están por encima de la media y es gracioso como los openings estallan emoción y vida y hablan de las aventuras, y como los endings son algo más lento y hablan más del caliente fuego del hogar, la comida que esperas, hablan más sobre nostalgia. Hacen que se sienta el capítulo como una aventura, empiezas muy emocionado y motivado y conforme va pasando la aventura y has ganado, ahora quieres ir a casa, comer, estar a gusto, descansar y mañana empezar otra.

¡Y con esto concluyo! Espero poder poner pronto el siguiente artículo si la salud y el tiempo me lo permite, pues aún me queda algún que otro anime de la temporada de invierno que comentar, así que ¡hasta la próxima!

Sobre nosotros Lim

Main rolero since beta. Curso 2º de Bachillerato de Letras y en el futuro me gustaría realizar el Grado Superior de Realización de Proyectos Audiovisuales. Adoro la música (especialmente el death metal melódico), me encanta hacer el canelo y es bastante común que me convezcan para hacerme peinados rarunos y altamente ridículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *