¿Cómo empezar a leer cómics de DC? [Parte 8: Héroes Diferentes]

Diferentes

[PARTE 8: UNOS HÉROES… DIFERENTES]

Ahora que ya hemos hablado de los grandes héroes de DC, tanto los miembros de la Trinidad como los integrantes más conocidos de la Liga de la Justicia, terminamos por fin nuestra serie de artículos sobre la iniciación a DC (-¡uf!-). Incluso hemos echado un ojo a John Constantine y a su gabardina. Sin embargo no quería dejar pasar la oportunidad de salirnos de la norma establecida y hablar de unos héroes diferentes que, por una razón o por otra, aportan su granito de arena en la defensa de la Tierra o de la Humanidad.

 

Los originales Rogue One.

Diferentes

El Escuadrón Suicida que conocemos hoy en día apareció originalmente en Legends #3 en enero de 1987. Ya hubo con anterioridad otro grupo conocido con el mismo nombre en 1959 que debutó en The Brave and The Bold #25. Esta primera versión, que no contenía a miembros más destacados como Harley Quinn (que no había sido creada todavía), tiene una esencia distinta a la actual. No cuenta, por ejemplo, con ese tono de espionaje y de equipo especialista que tiene el Escuadrón hoy en día. No obstante, sirvió para sentar las bases de personajes como Rick Flag.

El Escuadrón Suicida es un grupo de operaciones especiales formado casi por completo por villanos, dirigidos por una auténtica Dama de Hierro como es Amanda Waller y asistidos de tanto en tanto por la genio informática Oráculo. Este grupo obtiene el nombre en clave de “Escuadrón Suicida” debido a que todos ellos son prescindibles y reemplazables como bien apunta Amanda en múltiples ocasiones. Trabajando directamente para el gobierno de los Estados Unidos, este grupo lleva a cabo operaciones de alto riesgo en las que ni Gobierno ni los héroes moralmente correctos pueden mancharse las manos.

Al comienzo de sus andadas en Legends #3, y con la Liga de la Justicia ocupada luchando contra la invasión a la Tierra de Darkseid, Amanda Waller ordena a Rick Flag Jr. (uno de los pocos “normales” del grupo) que forme un equipo de élite para luchar contra uno de los monstruos que Darkseid ha liberado en la Tierra: Brimstone. A pesar de algunas bajas, la misión es un éxito y el Escuadrón se convierte en el As bajo la manga del Gobierno de los Estados Unidos.

Los miembros del Escuadrón Suicida han variado con los cambios en las publicaciones, los reinicios de universos y los años. Aun así, hay varios que casi siempre están presentes: Captain Boomerang, Deadshot o Enchantress. Tras los eventos de Flashpoint y el reinicio del Universo DC, el nuevo equipo del Escuadrón Suicida contaría con la presencia perpetua de la imprevisible Harley Quinn como uno de los miembros fijos del Escuadrón.

Escuadrón Suicida volumen 5 [Suicide Squad vol. 5 Rebirth, 2016]

DiferentesPremisa: La nueva línea del Escuadrón Suicida (Rebirth) abre con el grupo llegando a Rusia para “recuperar” (a su peculiar manera) cierto artefacto de poder. Por supuesto, la ex-URSS no estará nada contenta con esta intromisión de agentes en su territorio y mandará a su propia caballería: The Annihilation Brigade. Pronto las cosas se pondrán feas y comenzará a reinar el caos, pero… ¿dónde sino en el Caos se iba a sentir más a gusto un grupo llamado “Escuadrón Suicida”?

Técnica: Rob Williams es el encargado de redirigir los pasos del Escuadrón Suicida para adaptarlos a la modernidad y, sin pelos en la lengua, en su primera página ya aparece el Presidente Obama. El dibujo de Jim Lee es detallista y voluble, con la línea clara tan característica de Rebirth. Sin embargo, ambos artistas saben que el Escuadrón Suicida no es un grupo de superhéroes normal y captan a la perfección el caos, la desvergüenza y la gamberrada que parece siempre acompañar al Escuadrón Suicida.

Relevancia: Aquellos que conozcan al Escuadrón Suicida gracias a (o “por culpa de”) la película verán en esta línea de Rebirth a los miembros que ya conocen en nuevas situaciones, por lo que hacen de este un punto de aproximación totalmente válido para los nuevos lectores. Una vez conocida la línea más nueva del Escuadrón Suicida, toca echar la vista atrás. Su recorrido no ha sido demasiado largo, pero sí bastante entretenido (por aquello de ser villanos “obligados” a trabajar para el Gobierno), por lo que en todos los arcos argumentales hay números destacables.

 

Con un tinte más… oscuro.

Diferentes

La Liga de la Justicia Oscura es el grupo de superhéroes añadido más recientemente al universo de DC, siendo su primera aparición en Justice League Dark #1 (2011). Mientras que la Liga de la Justicia se encarga de las amenazas metahumanas y extraterrestres que asolan la Tierra, la Liga de la Justicia Oscura protege la Tierra de las amenazas sobrenaturales.

Capitaneados por John Constantine (al que ya conocemos) y Zatanna (maga de salón que también realiza poderosos hechizos), entre los miembros de este grupo hay viejos conocidos para el lector curtido de DC: Madame Xanadu (vidente, mística y ocultista), Andrew Bennett (un vampiro centenario), Frankenstein (el monstruo erudito de la novela, no el bobalicón del cine), Pandora (de la que ya hablamos en Trinity War), Deadman (un fantasma que puede poseer a los vivos), etc. Aunque algunos son fijos como Constantine o Zatanna, muchos van yendo y viniendo del grupo, uniéndose a él cuando sus habilidades son necesarias.

Lo realmente interesante de este grupo es precisamente que se aleja de los villanos más tradicionales del cómic (supervillanos, metahumanos, etc.) y explora los terrenos más espirituales y místicos del Universo DC. Existen rumores sobre una película con actores reales (titulada provisionalmente como Dark Universe y escrita por Guillermo del Toro -aunque actualmente ha abandonado el proyecto-), pero de momento está todo aún en el aire. Lo que sí tenemos es la versión animada de la Liga de la Justicia Oscura, condierada una de las mejores adaptaciones al universo animado de DC desde hace mucho tiempo (con permiso de los Jóvenes Titanes).

Liga de la Justicia Oscura Volumen 1: En la Oscuridad [Justice League Dark: In the Dark, 2012]

DiferentesPremisa: Esta edición recopilada reúne los cuatro primeros tomos de la Liga de la Justicia Oscura, comenzando con la formación del grupo y sus problemas para trabajar juntos. Pronto el grupo deberá compenetrarse y completarse con los más diversos y llamativos miembros del Universo de DC.

Técnica: El dibujo de Mikel Janin está enmarcado en las líneas gruesas y definidas de DC New 52, pero eso no quita que Janin sepa plasmar los oscuros poderes a los que la Liga Oscura se enfrenta. Peter Milligan realiza una labor soberbia no ya uniendo a tan dispares héroes bajo una meta común, sino dotándolos de una actualidad y una integración en el Universo DC que no tuvieran antes.

Relevancia: Al tener aún un recorrido tan corto, se puede leer todo lo que ha salido de la Liga de la Justicia Oscura sin que nos lleve una cantidad desorbitada de tiempo. Además, si sois fan de lo sobrenatural y/o de John Constantine (a pesar de esta versión más… mágica que a la que estamos acostumbrados), estos cómics serán una interesante lectura y un acercamiento diferente al Universo DC.

 

La decadencia de los Justicieros.

Diferentes

Todos conocemos la película de Watchmen, que para muchos habrá sido el primer punto de acercamiento a estos extraños superhéroes. Y es que estos no están realmente dentro de la continuidad ni el Universo DC a pesar de ser publicados por ellos mismos. Merece la pena mencionarlos por varias razones: en primer lugar, son un grupo de superhéroes de la casa DC. En segundo, están escritos por Alan Moore; y, tercero, se trata de una visión diferente, oscura y más humana de lo que puede significar ser un héroe.

Watchmen ve la luz por primera vez en 1986, publicándose en doce tomos que se extendieron hasta 1987, para luego ser recopilada en una sola publicación (la más extendida ahora). Alan Moore ha comentado en ocasiones que la historia se fue desarrollando por sí sola; él tenía en la cabeza la idea de abrir un cómic con la muerte de un justiciero/superhéroe famoso. Conforme la historia se desenredaba, esta se volvió más oscura, ahondando cada vez más en las personalidades de los justicieros implicados.

En esta novela gráfica se nos presenta un grupo de superhéroes y justicieros que se ha visto obligado a “colgar la capa” y ha retirarse del servicio activo por la Ley Keene (la prohibición de los justicieros enmascarados). Son superhéroes en un mundo ya no les teme ni les respeta. Se nos presentan unos Estados Unidos donde la Guerra Fría está en su punto álgido, tanto es así que la tensión entre EE.UU y la URSS parece poder estallar en cualquier momento.

Existe una precuela a Watchmen a la que Moore quería llamar “Minutemen” y que iba a centrarse en el grupo de superhéroes anterior a los Watchmen (nombrados ya en la novela gráfica); pero no fue hasta 2012 cuando DC se puso las pilas y comenzó el proyecto llamado “Before Watchmen”. Aquí podemos conocer los pasados de los héroes que fueron conocidos luego como los Watchmen y un poco más sobre los Minutemen anteriores.

 

Watchmen [Watchmen, 1986]

DiferentesPremisa: Watchmen comienza con la muerte del Comediante, un antiguo justiciero de la ciudad de Nueva York (con una dudosa moral). A partir de ahí, seguimos los pasos de Rorschach, otro justiciero enmascarado, que trata de desvelar el misterio que yace detrás la muerte de su antiguo compañero.

Técnica: Alan Moore es un maestro como ninguno: solo a él podría habérsele ocurrido (para aquella época) que los superhéroes podían ser personas profundas y complicadas. La historia en sí es la investigación de un asesinato y el porqué del mismo, pero es una mera excusa para profundizar en la psicología de los justicieros enmascarados. Aquí importan más las formas y el tratamiento de los personajes, que es lo que la hace precisamente tan grandiosa. El dibujo de Dave Gibbons está fuertemente influenciado por los ochenta, pero en él se puede apreciar un toque de genialidad que ha evitado que estos dibujos envejezcan mal (como le ha pasado a otros). Él mismo afirma que quería basarse en las vestimentas típicas de los superhéroes de las décadas anteriores pero haciendo que cada página fuera única y memorable.

Relevancia: Mientras que la historia presentada por Alan Moore es muy interesante, lo que verdaderamente destaca en esta novela gráfica es la profundidad psicológica con la que trata a estos superhéroes retirados, de cómo se han adaptado a la “vida civil” tras colgar la capa (o como no lo han hecho, según el caso). Una visión humana y cercana de esos superhéroes que les ha tocado vivir en un mundo donde ya no son bienvenidos.

 

Sobre nosotros Khwfw

Friki de la vieja escuela. De esos de papel y lápiz. De temporadas enteras en una noche. De hablar con la misma pasión del cine de Kurosawa como del cine de Robert Rodríguez. De los cómics de todo tipo, de Frank Miller y Alan Moore; pero de DC, sobre todo de DC. Iä, Iä, Cthulhu, fhtagn.

Un comentario

  1. Pingback: ¿Cómo empezar a leer cómics de DC? [Parte 7: Hellblazer] - GeekyDude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *