Crítica de la Temporada Final de Samurai Jack

TNT España prepara el Día del Orgullo Friki por todo lo alto con el estreno de la Temporada final del samurai más famoso de la Animación: Samurai Jack. Hace pocos meses se estrenó en Adult Swim este final de temporada después de dieciséis años de la temporada 4 y la cancelación de Cartoon Network. Samurai Jack es una serie que ha calado en muchísima gente, desde los más nostálgicos que la disfrutaron allá por el año 2001 (entre los que me incluyo) como aquellos que han ido descubriéndola poco a poco. Este regreso a Adult Swim supone un mejor tono en la serie, un TV14 sin censura, violenta, algo que con Cartoon Network no se podía hacer más allá que la calificación PG.

Han pasado cincuenta años desde que Aku mandó a Jack al futuro. Innumerables vidas han padecido por culpa de los actos de Aku y Jack ahora no sabe que hacer; ha perdido su espada y está muy mal consigo mismo, autoculpándose por no poder derrotar a Aku. Cuando la amenaza no podía ser mayor, las hijas de Aku han sido entrenadas con un solo objetivo: destruir al Samurai a toda costa.

Genndy Tartakovsky es un director muy conocido en el mundo de la animación. Ha creado muchas de las series más famosas de Cartoon Network en los 90s: El laboratorio de Dexter, Las Supernenas, Vaca y Pollo entre otras. Desde su primer episodio ha sabido lo que quería para Samurai Jack y, aun con las limitaciones de Cartoon Network, sacó la que es a día de hoy una de las mejores series de culto. En la temporada final está en todo momento en los episodios, tanto en la escritura como guion y dirección. Es cierto que después de 16 años pueda quedar como una temporada más solo para darle el final que no se le pudo dar. Nada mas lejos de la realidad; es una temporada muy apasionante, con mucha ambición y sin censura que lo impidan.

Visualmente y en sus inicios Samurai Jack mostraba una animación muy cuidada, mostrando lo mejor de la animación de los 90 para los tiempos de los 2000. Lo que más gustaba de esto eran las escenas donde la pantalla se quedaba en scope o, lo que es lo mismo, en pantalla recortada donde las peleas y las escenas de más tensión. Ahora, y en pleno 2017, la animación no conoce fronteras y cada día se superan más. En la temporada final los animadores dan a la serie una paleta de colores que curan cualquier vista del espectador; impresionante en todos los sentidos tanto por la propia paleta como por los rasgos que muestran a los personajes. Se añade a esto las escenas donde no se censura la violencia, jugando muy bien en ese aspecto. Recuerda a John Wick.

Ahora bien este regreso, y a pesar de volverme loco como fan, tiene algo que no me ha gustado: los personajes que quedan colgados. Me parece correcto que a las hijas de Aku (y sobretodo a Ashi) se le dé mucha importancia en la relación con Jack, pero personajes de pasadas temporadas solo se muestran en un simple cameo. No hubiera estado de más que se les diera un nuevo desarrollo o simplemente ver cómo han cambiado después de esos cincuenta años. No obstante esto no impide disfrutar como es debido de esta temporada.

Una vez que concluida, y como fan de la animación, se ha quedado un gran vacío en mí. Samurai Jack no solo cierra su historia dieciséis años después, hace que los sentimientos del fan en sí salgan a relucir. Será un personaje al que se le echará muchísimo de menos. El 25 de mayo regresa a España de la mano de TNT España y sus T1-2-3-4 están en el VOD de cualquier operador. Sin duda una gran forma de revivir la serie de cara a su final. Maldito genio que es Tartakovski, gracias por darnos grandes momentos en la infancia que ahora, como adulto. Gracias por seguir reviviéndolo con cada proyecto que haces.

Nota T5 (Final): 9/10

Lo Mejor: animación, personajes, nostalgia, paleta de colores, dirección, sin censura

Lo Peor: cameos.

Acerca de CapitánCarisma

Colaborador de Geekydude. Un cinefilo empedernido al que le gusta ver películas, series y anime, por supuesto si es con palomitas mucho mejor. Los comics y libros también ocupa mucha parte en mi tiempo, si no fuera por el trabajo creo que el 100% lo dedicaría a lo que de verdad me gusta.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *