Crítica de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

La saga Piratas del Caribe ha dado muchas alegrías a Disney desde que en el 2003 (La maldición de la Perla Negra) no solo saliera una de las mejores películas de ese año, sino también uno de los proyectos más ambiciosos de Disney. Sus siguientes secuelas quizás no tuvieron el gancho que sí tuvo la primera entrega, aunque contaron siempre con el sello de su director, Gore Verbinski, cosa que se agradece. Ya que desde el primer instante el director supo lo que quería para la saga. No tanta fortuna tuvo En Mareas Misteriosas; sin Orlando Bloom y Keira Knightley esta entrega sufrió un bajón considerable (personalmente la que menos me gusta y la que nunca debió de estrenarse). Ahora, con La venganza de Salazar, la saga busca levantar el vuelo perdido.

La venganza de Salazar está dirigida por los directores de Kon-Tiki Joachim Ronning y Espen Sandberg. Ambos han dado una vidilla necesaria a esta entrega donde nuestros protagonistas tienen que buscar, en esta ocasión, el Tridente de Poseidón. El hijo de Will Turner lo necesita para liberar a su padre de la maldición del Holandes Errante, y para ello busca la ayuda de Sparrow y de una chica llamada Carina (que tiene unos conocimientos científicos necesarios para leer el Mapa de las Estrellas). Pero en busca de Sparrow está también el Capitán Salazar, el villano de esta entrega, que no le pondrá las cosas muy fáciles.

Comparándola con la anterior entrega, esta le gana por goleada. Una entrega que durante la primera hora recupera la nostalgia de la trilogía con muchísimos gags homenajes y que mantiene una diversión ya características. Aquellos que van con expectativas bajas puede salir más que contento con lo que se ha visto. Las escenas de acción y aventura salen a relucir en todo momento, y se pasa realmente bien con esas escenas. El principal problema viene a estar en algunos de los personajes nuevos. Carina, interpretada por Kaya Scodelario, está demasiado forzada. Aunque es necesario este tipo de personajes femeninos, y más hoy en día, tiene comentarios y formas forzadas. Tampoco tiene mucha fortuna Henry Turner, quien está interpretado por Brenton Thwaites. Se le quiere convertir en un Will Turner 2.0, pero ni de lejos lo consiguen. Sus escenas de humor, al igual que las de Kaya Scodelario, están demasiado forzadas.

Algunos les cansará, a otros no; pero a mí Jack Sparrow me sigue divirtiendo tanto como de pequeño. No me importa que continuaran la saga si mantiene ese nivel de renacer como en esta entrega, aunque también digo que como final para el personaje es ideal. La BSO ya no está a cargo del maestro Zimmer. Ahora es Geoff Zanelli quien quiere aportar su visión a la música de la saga, aunque más bien lo que hace es un remix de algunas piezas de las anteriores entregas, añadiendo algunos nuevos. Por ejemplo, el tema de Salazar es sencillamente impresionante en todos los aspectos, que, gracias a la interpretación de Bardem como villano, supera a Davy Jones y está casi a la altura de Barbosa.

En conclusión, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar recupera el cariño de la trilogía original, y es mucho mejor que la olvidable cuarta entrega, una película que si se es fan de la saga hará delicias del espectador y, por qué no, iniciar a la nueva generación a verse la saga y disfrutar de las aventuras de Jack Sparrow. Por cierto, quedaos en los créditos que hay una escena al final de la película.

Nota: 6.5/10

Lo mejor: Jack Sparrow, el villano, BSO, las escenas de acción.

Lo Peor: algunos secundarios.

Acerca de CapitánCarisma

Colaborador de Geekydude. Un cinefilo empedernido al que le gusta ver películas, series y anime, por supuesto si es con palomitas mucho mejor. Los comics y libros también ocupa mucha parte en mi tiempo, si no fuera por el trabajo creo que el 100% lo dedicaría a lo que de verdad me gusta.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *